Colgados de un hilo (11-M)

Una fresca mañana dejo los pequeños,
me subo al tren lleno a rebosar.
Un día más como cualquier otro
y por sorpresa el mundo empieza a estallar.

Gritos que vienen de lado a lado
sangriento castillo de fuegos artificial,
cuerpos incrustados de un lado a otro
y aquel silencio de ausencia vital.

Doscientos hilos segados a raíz de una llamada
que no espera respuesta de ningún receptor,
sólo la miseria más inhumana,
el odio nacido de la sinrazón.

Ellos ya no verán otro día más
ni el calor de un abrazo.
Han dejado un vacío lleno de dudas al viento.
Buscarán respuestas los que os quisieron
dejando de lado el color de su tormento.

¿Quién ha sido tan cruel?¿Quién tiene la respuesta?
¿Cómo y por qué de todo este mal?
¿Será la herencia de la arrogancia,
de la alianza con los genes del mal?

¿Seré la siguiente a subir al tren del odio,
sin camino posible, sin posible retorno?
Todos íbamos con las manos atadas
y los ojos vendados fruto de nuestro entorno.

Unamos esfuerzos sin reparo
para afrontar juntos este tramo con dolor
para ver al final una luz de esperanza
mediante el respeto hacia todo color.

Seamos herederos de nuestros propios actos
y no permitamos ser moneda de cambio.
Cortemos los hilos que hoy nos sujetan
guiando los pasos de nuestro caminar.

A vosotros que habéis recorrido el último tren.

Violant de Bru (13 de Marzo de 2004)

Tommy Salau
Brotando como perlas
de perfume celestial
tus frecuencias liberadas
excitan millones de neuronas terrenales,
derramando emociones reclusas
superando cadenas cerradas
perfilando un camino espiritual
desnudo de todo caparazón artificial.
He aquí tu voz sagrada
que me mantiene encadenada
en esta dimensión personal
siendo cielo y tierra a la vez comunicada.
Violant de Bru (Noviembre 2003)

 

jm
quién busca respuestas
en la lobreguez de las horas
detrás de la luna que surca el camino,
separa malezas que bordan la estera
con sólo el placer de saberlas gozar.
ojos de poeta, manos de sapiencia
genes desmembrados por el paso del tiempo,
linterna eterna, distante y cercana
que guía mi guía hacia tu conocimiento.
¿sabré reconocerme en la oscuridad de la sombra
cuando el silencio me niegue la luz?
sólo deseo permanecer recluida
en medio de neuronas, en espera, durmiendo,
confiando la sinapsis, respuesta quimera
mostrándome efímera un instante, un momento.

Violant de Bru (Agosto 2004)

Principal