Marinero valiente y con coraje

        surqué tus mares de costa a costa

        acariciando con ese tango tus olas

        izando mi vela por tanto oleaje.

 

        Me hundí en el abismo

        de tus pozos negros.

        Caí prisionero de tus celdas encarnadas.

        Esposaste tus cadenas

        alrededor de mi nave

        como pulpo a sus presas:

        asfixiando, luego extasiarme.

 

        Violant de Bru, 2003

         Principal