Caminaste a oscuras

        en medio de sombras

        buscando respuestas

        muy lejos del Sol.

 

        Hasta que un rayo

        cruzó tu camino

        ofreciendo a tus ojos

        ver con corazón.

 

        No será fácil

        seguir el camino

        a veces muy frágil,

        a veces muy frío.

 

        Deja que esta luz

        radiante y sincera

        te lleve al paraíso

        repleto de rosas

        dónde no cabe dolor ni tristeza,

        sólo el aroma

        emanado por los dos.

 

        Violant de Bru, 2003

            Principal